Romero

 

Características:

Romero (común.Rosmarinus officinalis) . El romero es un arbusto perenne que puede alcanzar los 2 m de altura. Tiene hojas lineares de color verde, muy ramificadas yaromáticas. Las flores presentan tonos azules-violetas pálido y son bilabiadas. En zonas cálidas puede florecer durante todo el año. Estas flores son muy apreciadas por las abejas. Hojas y flores.


Cultivo:

Por semillas: se debe efectuar en verano, pero la germinación es lenta. Mediante esquejes: es sencillo multiplicarlo mediante esquejes a partir de ramas de unos 8 cm de longitud que se escogerán entre los brotes del año y se cortarán durante el verano. Los esquejes recién plantados deben resguardarse en el interior para pasar el invierno y se transplantarán la primavera siguiente. Entre las plantas hay que dejar una separación de unos 40 cm. Se recomienda renovar las plantas cada 4 o 5 años.

Las hojas pueden recolectarse en cualquier época del año. Necesidades hídricas: Requiere un riego reducido. La planta requiere lugares soleados. Se cultiva en todo tipo de suelos, preferiblemente los áridos, calizos, secos, algo arenosos y drenados, adaptándose muy bien a los suelos pobres.

 

Propiedades sanadoras:

Tónico cardíaco,  ebotónicos, hepático, colagogo, colerético, resfriados, reconstituyente, aperitivo, reconstituyente, antioxidante, emenagogo, tiene un cierto efecto sedante en la menopausia, hipertensor.

Tiene efectos estimulantes y tónicos. Ayuda en la recuperación de las enfermedades del aparato digestivo, enfermedades respiratorias y afecciones del hígado. Favorece la digestión, evita la hinchazón, flatulencias y acidez de estómago. Tiene propiedades antisépticas, antibióticas, antiespasmódicas, antioxidantes, diuréticas, astringentes, emenagogas y oftálmicas. Se recomienda en estados de cansancio o en los que se realicen grandes esfuerzos intelectuales.

 

Infusiones: 1,5gr-3gr por infusión.

 

Agua de romero: Se aplica en la piel como tonificante. Baños con agua de romero: se emplean contra las infecciones y el dolor muscular o artrítico. Resulta muy adecuado para relajar los músculos sometidos a un esfuerzo prolongado, mitigando los calambres y dolores.

Aceite de romero: Tiene propiedades antiinflamatorias, calmantes, antibióticas y antisépticas. El aceite de romero estimula la nutrición del folículo y previene la caída del cabello.

Alcohol de romero: Esta tintura tiene el poder de activar la circulación de la sangre en la zona donde se aplica. Es muy útil contra el cansancio, golpes o contusiones. Previene la aparición de varices, es antirreumático y alivia el dolor de piernas producido por mala circulación de la sangre.

 

Contraindicaciones:

Embarazo, diabetes, hipertensión, gastritis, úlceras gastroduodenales, hepatopatías, epilepsia, Parkinson.


Aplicaciones culinarias:

El romero puede utilizarse como condimento en las comidas ya que aporta un sabor muy característico. Se puede aplicar tanto fresco como seco. También se utiliza para cubrir embutidos curados, cumpliendo la doble función aromatizar y proteger. Uno de los usos más frecuentes en la provincia de Valencia es como condimento de la tradicional paella valenciana, donde se añade fresco al final de la cocción, aportando un sabor característico. Por otra parte, el romero se puede consumir en forma de infusión. Además, como producto alimenticio existe la miel de romero, elaborada por las abejas que extraen el néctar de la flor del romero, produciendo así una miel de muy buena calidad con numerosas propiedades saludables.


Usos cosméticos:

En perfumería se emplea su destilado para la producción de jabones, perfumes, agua de colonia, desodorantes, aceites, esencias